Con faltas y a lo loco 7

otografíaLa manera de escribir puede transmitir incluso más que lo que escribimos y un texto con errores ortográficos puede hacer quedar mal a cualquiera. Comas innecesarias, fallos de concordancia e incluso faltas de ortografía inundan a diario redes sociales, páginas web y hasta comunicados oficiales y medios de comunicación. Un “haber” en lugar de “a ver”, “apollo” en vez de “apoyo” o colocar una coma que separe el sujeto del predicado es grave lo escriba quien lo escriba, pero lo es todavía más cuando el autor del texto es un político o cualquier otra persona pública.

Es el caso, por ejemplo, de Mayrén Beneyto, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valencia, que ha anunciado recientemente en su página de Facebook que se apartará de la política después de las próximas elecciones. El anuncio se ha hecho con un mensaje plagado de errores –más de 30 equivocaciones en solo 19 líneas–. Fallos tales como escribir “llevó” sin acento, “aria” en lugar de “área” y más de una mayúscula donde no tocaba, por no hablar de las claras deficiencias en la puntuación del texto.

Otro ejemplo destacado en este sentido es la carta que Esperanza Aguirre hizo llegar al profesorado madrileño en 2011. La entonces presidenta de la Comunidad de Madrid firmaba un texto en el que había cinco faltas de ortografía y algunas más de expresión. Seguramente, el mensaje que quería transmitir Aguirre quedó diluido en el mar de faltas. Y es que ¿qué impresión da una persona que ocupa un cargo público y comete errores ortográficos? Pues mala, muy mala.

Haber escrito “con el corazón”, acusar al corrector automático del móvil o decir que otra persona redactó el texto son algunas de las excusas utilizadas. Pero poco se puede hacer para justificarse después de grandes fallos ortográficos, ya que estos dejan al descubierto las carencias de aquellos que los cometen.

Pero la cuestión de la ortografía puede suponer mucho más que una mala imagen o, quizá, la pérdida de algún voto. Un estudio publicado hace unos años revelaba que un 59% de la población británica no utilizaría los servicios de una empresa que tuviera faltas de ortografía en su página web o en sus materiales de marketing. Es más, un 82% de los encuestados reconocía que no recurriría a los servicios de una entidad que no cuente con materiales correctamente traducidos al inglés.

Es cierto que cualquiera puede cometer una falta por descuido o por desconocimiento. Por eso, el auténtico error es pensar que la ortografía y la gramática son una cuestión secundaria. No olvidemos que la mayoría de herramientas digitales incorporan magníficos correctores de texto o que cuatro ojos ven más que dos. Siempre es mejor una revisión a tiempo que intentar disimular una errata después de haberla cometido.

7 comentarios en “Con faltas y a lo loco

  1. Contestar ACR May 14,2015 4:56 pm

    ¡Me encanta el título del post! Yo estudié dos años de biología humana y eran terribles los errores ortográficos que había en las presentaciones que hacían tanto los profesores como los alumnos. Parecía que lo único importante era el contenido y no la forma, cuando lo que me ocurría a mi era que se me pasaban las ganas de seguir leyendo…

  2. Contestar LMP May 15,2015 6:06 am

    ¡Gran post! Yo, por ejemplo, no entiendo la manía de poner mayúsculas sin criterio, solo porque la palabra me parece relevante… ¿?¿? Y las comas entre sujeto y verbo… ¡Ai!

    • Contestar Latoya Jul 26,2016 6:52 am

      Fedor « the last emrqror &paeuo; Emelianenko !Une figure majeure du sport, admiré partout sur la planète et presqu’inconnu en France !

  3. Contestar Mar May 15,2015 11:53 am

    Muy cierto. ¿Cómo puede ser que la gente no se de cuenta de la importancia que tiene escribir correctamente? Un ejemplo muy ilustrativo: “Comed, niños” y “Comed niños”. ¡Una coma cambia totalmente el sentido de la frase!

  4. Contestar Helena Ris May 16,2015 10:37 am

    Totalmente de acuerdo. A veces, parece que defender la corrección ortográfica es cosa de gente mayor, o sea de viejos.
    No obstante ese criterio aplicado a los textos en catalán dejaría en mal lugar a la mitad, o más, de los autores 🙂

  5. Contestar Cèlia May 18,2015 8:50 am

    És veritat i en el cas del català és encara més vergonyós veure com la gent afusella el català sense cap mena de mirament!!!

Comenta el artículo