El desánimo de los periodistas 5

Uno de cada cuatro periodistas se siente fracasado profesionalmente, más de la mitad se consideran explotados y alrededor de un 40% no volvería a estudiar la carrera si tuviera dieciocho años. Estos son algunos de los desoladores datos que se desprenden de la Enquesta sobre l’estat d’ànim del Periodisme a Catalunya, una iniciativa de Report.cat, el nuevo portal impulsado por el Col·legi de Periodistes de Catalunya.

La encuesta se ha reanube tagslizado a más de 150 periodistas catalanes, aunque sus conclusiones son seguramente extrapolables a España y otros países. Los resultados del trabajo reflejan un colectivo cada vez más frustrado al comprobar que la realidad del mercado laboral en el que aterrizan tras finalizar sus estudios universitarios nada tiene que ver con las altas expectativas que genera la carrera. Unas expectativas alimentadas, por otra parte, por una imagen todavía idealizada del periodista como intrépido reportero en busca de la noticia y garante del derecho a la información de los ciudadanos.

De hecho, hoy por hoy son muy pocos los licenciados en Periodismo que responden a este perfil. Según la encuesta citada, solo un 25,5% de ellos trabaja exclusivamente en medios de comunicación. Un mayor porcentaje (un 34,5%) lo hace en gabinetes de prensa, es decir, se dedica a gestionar información al servicio de empresas e instituciones, por lo que difícilmente puede poner en práctica los principios de la profesión –contrastar las fuentes o buscar la objetividad, por ejemplo- que se enseñan en la carrera.

Pero ni siquiera los profesionales que consiguen ejercer de periodistas en un medio de comunicación se sienten satisfechos. Es más, son los que se consideran más explotados (el 77%) y solo el 57% dice estar haciendo el periodismo que le gusta. Una posible explicación es que estos periodistas son los que sufren más directamente los efectos de la crisis económica, que, combinada con la crisis de los medios tradicionales, ha condenado a la precarización laboral a buena parte de los trabajadores del sector.

Los resultados de la encuesta por grupos de edad son especialmente reveladores: los licenciados de entre 25 y 30 años son los más descontentos. Las nuevas generaciones de periodistas ya no consiguen encontrar trabajo en los medios de comunicación (solo el 10,5% ejerce en un medio) y, seguramente como consecuencia de ello, son los que en menor medida dicen hacer un periodismo que les gusta (solo el 10%).

Ya tratamos en este mismo blog la necesidad de reorganizar la oferta universitaria de Periodismo y repensar el plan de estudios de esta carrera para dar respuesta a las necesidades cambiantes del sector de la comunicación. Es absolutamente imprescindible si no queremos continuar convirtiendo estudiantes ilusionados en profesionales frustrados.

5 comentarios en “El desánimo de los periodistas

  1. Contestar Andrés Oct 29,2015 3:21 pm

    Qué realidad más triste le toca vivir al mundo del periodismo… Por surte aún hay profesionales que, a pesar de las condiciones adversas, siguen trabajando con ilusión y hacen bien su trabajo. Eso sí, estoy totalmente de acuerdo con lo de repensar el plan de estudios de esta carrera.

  2. Contestar Gloria Oct 29,2015 3:32 pm

    Creo que el desánimo que viven los periodistas se puede extrapolar a muchas otras profesiones: arquitectos, abogados, médicos…la crisis que estamos viviendo desde hace años ha hecho mucho daño a la población, sobre todo a los más jóvenes

  3. Contestar Fran Oct 30,2015 7:49 am

    Cada vegada seran menys els llicenciats que podran exercir a mitjans de comunicació fent realment de periodistes. Per això, cal reenfocar la carrera cap a les sortides més viables: community manager, dircom, etc. Perfils igualment necessaris i que requereixen professionals ben preparats. Totalment d’acord amb l’anàlisi i, com a periodista, em sento identificat amb l’estat d’ànim que reflecteix l’enquesta.

  4. Pingback: Quien paga manda ← GPS el Blog de Mapa Media

  5. Contestar Wood Jul 26,2016 6:44 am

    suserdeptroyer The idea that a demographic group that always votes for Democrats can be considered independents is laughable. Mixing the idea of independent voters (mainly Democrats who are too hip to call themselves Democrats) with blacks (the most Democratic voting group in the U.S.) is pointless.

Comenta el artículo